Videovigilancia urbana, México

SCATI garantiza la escalabilidad del sistema de videovigilancia gracias a su plataforma, que permite la integración y la interoperabilidad de los distintos sistemas de seguridad.

Reto
 
La seguridad es un elemento fundamental en cualquier población, pero más en una de las ciudades más grandes de México, en la que residen más de 2,6 millones de habitantes y que se ha convertido en un referente industrial y comercial en el país. Esta localidad tiene además un importante papel cultural en México. Tanto es así que la ciudad cuenta con espacios urbanos y arquitecturas que forman parte de su interesante patrimonio cultural, reconocido a nivel internacional. Por ello, se hace necesario implantar un estricto sistema de seguridad que garantice la operativa y el bienestar de todos los habitantes y que, al mismo tiempo, permita consolidar el papel del municipio como uno de los focos industriales del país.
 
Fruto de esta inquietud por mantener la seguridad de las vías urbanas y de los principales edificios públicos del país, la administración pública competente encarga a SCATI la ampliación de la red municipal de videovigilancia urbana del centro de recepción de emergencias. Este proyecto resulta posible gracias a la capacidad de integración del sistema de videovigilancia de SCATI, que permite la interoperabilidad de diferentes sistemas de seguridad.
 
 
Solución
 
La plataforma de videovigilancia de SCATI implantada en este entorno urbano está formada por más de 100 cámaras SCATI EYE, que se suman a las casi 500 cámaras instaladas en el municipio con anterioridad. Las cámaras de SCATI ofrecen una gran versatilidad de prestaciones y son capaces de satisfacer incluso las necesidades de los espacios más críticos de la ciudad. Esto es posible gracias a su alta resolución, su alta sensibilidad, el modo día/noche, la alimentación vía PoE, o los infrarrojos integrados. Con formato antivandálico y resistente a condiciones meteorológicas, las cámaras seleccionadas son perfectas para la videovigilancia de entornos urbanos.
 
A estas cámaras se les añaden más de 30 plataformas de grabación SCATI VISION, que cuentan con potentes sistemas de almacenamiento. El carácter abierto del software SCATI VISION le permite integrar los modelos de cámaras existemtes, maximizando la inversión previa en esta tecnología.
 
Se incluye además la solución SCATI WATCHER, que permite la administración remota del parque de grabadores. Se trata de un potente software que, gracias a sus múltiples funcionalidades, permite cubrir las necesidades del operador profesional de seguridad: visualización, configuración de equipos, gestión de alarmas, búsquedas avanzadas, gestión de planos o creación de grupos de dispositivos, entre otras acciones.
 
Este municipio mexicano y, en concreto, su centro de emergencias, cuenta así con un sistema de gestión robusto que permitirá el crecimiento de la solución; y es que, está previsto que el municipio llegue a contar con más de 800 cámaras para garantizar la seguridad total del municipio. La escalabilidad aportada por la solución de videovigilancia de SCATI permite al centro de control disponer de todos los medios necesarios para el análisis forense.
 
El acceso al video grabado y en tiempo real favorece la resolución de posibles incidentes que puedan tener lugar en la ciudad y abre las puertas a posibles integraciones con otros sitemas de seguridad.
 
Beneficios
 
El sistema de videovigilancia de SCATI puesto en marcha en esta ciudad ofrece una solución flexible y escalable, adaptada al crecimiento de los entornos urbanos. La solución SCATI ofrece una gestión integral de la ciudad desde un centro de control que monitoriza vías públicas, instalaciones críticas y tráfico urbano, así como sistemas de supervisión móvil orientados al control de los eventos que puedan tener lugar en la ciudad.
 
Las cámaras, diseñadas para ser utilizadas en entornos urbanos con cambiantes condiciones meteorológicas, ofrecen alta resolución de imagen para la aclaración de cualquier suceso. Además, el uso de tecnología IP y de formatos de comprensión optimizados permiten una reducción significativa de los costes de instalación y un mayor aprovechamiento del ancho de banda disponible.
 
La elección de SCATI permite contar con una solución específica para seguridad pública, compuesta por el sistema de grabación masiva KRAKEN, las soluciones de LPR fijo y embarcado y CCTV para las flotas de vehículos. Con la ventaja añadida de que se podrá ampliar mediante cualquiera de estas soluciones su plataforma actual a medida que lo necesite. Y es que, la versatilidad del software SCATI para integrarse con otros sistemas de gestión de la seguridad es un punto clave en entornos de seguridad pública.
 
Gracias a la solución de videovigilancia de SCATI, los operadores del centro de control son capaces de realizar una gestión remota del parque de grabadores y de asistir a las patrullas de la policía en aquellas zonas de la ciudad consideradas de alto riesgo.
 

scati